Dominicales

Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
1Timothy 2:9-10
Serie del Sermón:
Orador:
Duración:
48:00
Visto:
591
Notas del Sermón:
El andar diario de una esposa cristiana será la clave para evidenciar lo que hay en su corazón. Si esta mujer vive para satisfacer los deseos de su carne, su andar lo hará manifiesto. Pero si camina bajo el control del Espíritu Santo vivirá manifestando el fruto del Espíritu que emanará de su puro corazón el cual cultiva con la Palabra de Dios y lo sostiene por medio de la oración.

Esta práctica transforma las actitudes, las acciones y las reacciones. Este andar no depende de la gracia con que la mujer mueva sus piernas y sus pies, no depende del largo que use su falda, ni tampoco depende de la frivolidad de sus movimientos, ¡TODO LO CONTRARIO! una mujer puede deslizarse con toda la flotante suavidad de una modelo de París y sin embargo tener un ANDAR DIARIO que representa una persona INTERIORMENTE mutilada y lisiada.
Está claro entonces, que la belleza interior no depende de un cuerpo agraciado, sino de nuestra relación íntima y santa con Cristo Jesús y esto es lo verdadero y lo eterno, pues la belleza exterior es vana y pasajera.

Veamos lo que quiere Dios para cada una. Tomemos la enseñanza del apóstol Pablo en 1 Timoteo 2:9-10 y sigamos el siguiente bosquejo:
I. EL ADORNO EXTERNO BALANCEADO
II. EL ADORNO INTERNO REQUERIDO
III. PROFESANDO LA PIEDAD
 
Si confronta problemas para escuchar el audio, favor reportarlo, enviando un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. adicionando el titulo del audio.
El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Archivo Adicional: