Dominicales

Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
Romans 7:24
Serie del Sermón:
Orador:
Duración:
59:00
Visto:
380
Notas del Sermón:
Los romanos mientras fueron el gran imperio que gobernó el mundo antiguo, con la finalidad de ejercer terror e imponer sus leyes sobre los países que dominaban, desarrollaron diversas formas de castigar, torturar y dar muerte a los adversarios del imperio y a los delincuentes
 
Una de las formas de castigo y muerte más terrible que usaban era la crucifixión en un madero levantado, donde colgaban la persona con sus pies y manos atravesados con grandes clavos. Sin embargo quizás la forma de tortura y muerte más cruel y denigrante que ellos usaban, era la conocida como “El Suplicio de Mesenio”, se aplicaba generalmente a los asesinos a quienes ataban al cuerpo muerto de su víctima, y eran obligados a llevarlos encima hasta que también morían por el efecto de la putrefacción del cadáver

En la porción de la Epístola a los Romanos que hoy estudiaremos, Dios quiere mostrarnos que toda persona en sentido espiritual llevamos un cuerpo de muerte de forma similar al Suplicio de Mezencio que aplicaba el imperio romano en su época.
El propósito de Dios impartirnos esta enseñanza es para que nosotros aprendamos a lidiar con el cuerpo de muerte que llevamos dentro, y quien es el único que puede ayudarnos a controlarlo y vencerlo.

Veamos en esta porción tres grandes enseñanzas que se muestran sobre este tema:
I. MANIFESTACION DEL CUERPO DE MUERTE
II. INFLUENCIA DEL CUERPO DE MUERTE
III. VICTORIA SOBRE EL CUERPO DE MUERTE
 
Si confronta problemas para escuchar el audio, favor reportarlo, enviando un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. adicionando el titulo del audio.
El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Archivo Adicional: