Dominicales

Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
Matthew 16:19-20
Serie del Sermón:
Orador:
Duración:
51:00
Visto:
413
Notas del Sermón:

A la verdad es que el que no conoce la historia es un simple ignorante, por esto es bueno que cultivemos la lectura de las cosas que han pasado para que no seamos desconocedores de la manera gloriosa en que el Apóstol Pedro dio a conocer por medio de la revelación de Dios la más grande de las revelaciones que encontramos en el Nuevo Testamento, con respecto al Señor Jesucristo cuando dijo: “Tu eres el Cristo, el hijo del Dios viviente”.

Esta confesión trajo como consecuencia, que el Señor revelase a los suyos el misterio escondido de su iglesia, el cual fue más luego, revelado al Apóstol Pablo, el cual estaría destinado a compartir esta revelación con los gentiles.

En nuestra porción de hoy vemos muy claramente que el Señor Jesucristo concede al Apóstol Pedro el privilegio de ser el primero en recibir “Las llaves del Reino de los Cielos”, las que antes habían pertenecido a los grandes eruditos del judaísmo y que en este momento de la historia los fariseos se ufanaban de tenerla.
Los llamados “doctores de la ley” fueron también ignorantes y mezquinos como poseedores de esa llave y por esto Jesús les condenó diciendo en Lucas 11:52: “¡Ay de vosotros, interpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrareis y a los que entraban se los impedisteis”.

Veamos lo que nos dicen las Escrituras al respecto de esta verdad:
I. PEDRO Y LA PROMESA
II. EL PODER DE ATAR Y DESATAR
III. LA DEMANDA FINAL DE JESÚS

Si confronta problemas para escuchar el mensaje, favor reportarlo, enviando un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. adicionando el TITULO del mensaje

 

 

El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Archivo Adicional: