Dominicales

Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
1Peter 3:7
Serie del Sermón:
Orador:
Duración:
41:00
Visto:
378
Notas del Sermón:
La Sabiduría del hombre que Sabe Tratar a su Esposa
1 Pedro 3:7

Hemos estado considerando el deber del marido en cuanto a una cohabitación considerada y bíblica para con su esposa. Se ha dicho que los hombres deben entender que sus compañeras son un vaso más frágil, lo que nos deja dicho que nosotros como esposos debemos poner diligencia en nuestro trato hacia ellas, procurando que ese trato sea delicado, suave y cuidadoso. Ellas tienen el derecho de esperar a ser tratadas como novias y esposas amadas de tal manera que sus necesidades físicas, emocionales y espirituales sean satisfechas a través de sus esposos.
Nuestras esposas deben ser tratadas no solamente como a vaso más frágil, sino como coherederas de la gracia de la vida, como compañeras del pacto que hicimos ante Dios, con el propósito de que nuestra comunión con Dios no sea afectada teniendo estorbos innecesarios.
Todo marido cristiano tiene que poner diligencia en este llamado hecho por el apóstol Pedro, de tal manera que podamos entender a nuestras esposas individualmente, procurando en nuestro trato hacia ellas, una consideración profunda y amorosa ya que ellas son nuestras compañeras y aliadas en el pacto que hicimos ante Dios.
Proverbios 2:17 nos declara hablando de la mujer ramera: “La abandona al compañero de su juventud, Y se olvida del pacto de su Dios” o como nos dice Malaquías 2:14 concerniente al llamado de no cometer adulterio: “Más diréis ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto”.
Ambos pasajes indican la manera en que se condena que alguno ose maltratar al compañero o a la compañera de su juventud, entendiendo que se está hablando del pacto matrimonial hecho delante de Dios por ambos. Esto nos indica que si entramos al matrimonio de una manera bíblica, entonces hemos entrado en un pacto de compañerismo.
 
Veamos pues:
I.   EL DEBER DE CONSIDERARLAS COMO COMPAÑERAS DEL PACTO
II.  EL DEBER DE ESTIMULARLAS Y HALAGARLAS CONSCIENTEMENTE
III. EL DEBER DE MANTENER UNA COMUNIÓN CON DIOS
 
Si confronta problemas para escuchar el mensaje, favor reportarlo, enviando un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. adicionando el TITULO del mensaje.
El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Archivo Adicional: