Dominicales

Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
Matthew 27:46-54
Serie del Sermón:
Orador:
Duración:
53:00
Visto:
1066
Notas del Sermón:
Esta verdad irrefutable acerca de Jesucristo nos lleva a entender cómo el hombre puede llegar a tener acceso a Dios, acceso que fue bloqueado por causa del pecado en el huerto del Edén y por el cual todo hombre está muerto para Dios. Cuando Dios creó al hombre, lo creó para mantener una comunión estrecha con Él; de hecho, creó a Adán y a Eva perfectos y santos y prueba de esto es que en Génesis 2 vemos la estrecha comunión que ellos gozaban con su creador. Pero cuando el pecado entró al mundo y por el pecado la muerte ya no podían resistir la presencia de Dios ni su gloria porque habían dejado de ser santos, por lo que vemos que en Génesis 3:24, dice Dios: “Echó (de la comunión), pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida”.
 
Dios ordenó preparar el TABERNÁCULO en el cual, a través de su paso por el desierto el pueblo tendría acceso a Él, pero no con libre entrada sino a través de los sacerdotes, quienes tendrían que traspasar EL VELO DE SEPARACIÓN, en la persona del SUMO SACERDOTE. Este tabernáculo internamente estaba dividido en dos habitaciones, las cuales eran conocidas como: EL LUGAR SANTO: Donde solo penetraban los sacerdotes escogidos por Dios con la ofrenda para el sacrificio. EL LUGAR SANTISIMO: Donde Dios se manifestaría a su pueblo, les hablaría y recibiría sus ofrendas y sacrificios de manos del sumo sacerdote, quien traspasaría el velo de separación una vez al año para ofrecer las ofrendas y sacrificios por el pecado y en favor de la santidad de sí mismo y del pueblo de Israel.

A través de este medio, el hombre tendría contacto con Dios, pero este contacto no podía ser de acceso a todos, hasta que no se hiciera el más grande de los sacrificios en la persona de Cristo y por medio de él quien es “El cordero de Dios que quita el pecado del mundo y el Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec” romper el velo de separación entre Dios y el hombre.  Veamos lo establecido por Dios y conozcamos lo relativo al VELO DE SEPARACIÓN a través de este bosquejo de estudio.
 
I.   El Origen del Velo
II.  El Velo y los Sacrificios
III. La Rotura del Velo
Si confronta problemas para escuchar el mensaje, favor reportarlo, enviando un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. adicionando el titulo del mensaje
 
El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Archivo Adicional: