Dominicales

Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
Luke 5:12-16
Serie del Sermón:
Orador:
Duración:
58:00
Visto:
210
Notas del Sermón:
La historia que nos atañe en esa ocasión, es la historia de un leproso que se acercó a Jesús cuando éste permanecía en una de las ciudades por onde predicaba luego que descendió del Monte (posiblemente en el monte donde predicó las bienaventuranzas), ya que Jesús se encontraba en la zona de Galilea (Mr. 1:35-39), posiblemente en Capernaum.
 
Es una realidad que la lepra es y ha sido siempre símbolo de pecado en la Palabra de Dios, enfermedad que se describía en Levítico 13 y 14 donde se daban las demandas de Dios para quien la contrajera y donde se dice que era INMUNDO cualquiera que la tuviera (Lv. 13:8)

De acuerdo a lo que acabo de mencionar, este hombre estaba desesperado, ya que como leemos en el verso 12 de nuestra porción, el estaba “lleno de lepra”. Es una realidad que este hombre, de acuerdo con lo establecido en Levítico 13, 14, era un hombre que estaba excluido de la sociedad y a quien todos le tenían por inmundo, y su actitud nos muestra la desesperación que le consumía.

Pudiéramos compararlo hoy con una persona a quien le ha combatido la enfermedad del SIDA, enfermedad que de inmediato le excluye de la sociedad puritana e hipócrita en que vivimos; y digo esto, porque para Dios todos somos merecedores de una exclusión -la mayor de todas- DEL CIELO, porque TODOS SOMOS PECADORES.

I. LA ACTITUD DEL LEPROSO
II. LA RESPUESTA DE JESÚS
III. TESTIMONIO, NO PALABRAS
 
Si confronta problemas para escuchar el mensaje, favor reportarlo, enviando un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. adicionando el TITULO del mensaje.
El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Archivo Adicional: